Veinte por dos, mas tres

La palabra:
albo: adj. blanco.

La frase:
“Y ahí sigue, haciéndose mayor, víctima del tiempo oscuro que discurre dentro de los armarios” – Juan José Millás en “La ropa”, publicado en El País, el viernes 19 de ocubre del 2007.

La canción:
Take you on a cruise de Interpol
“Lady don’t you try to find me… Baby it will be allright”

La imagen:
Un señor de edad avanzada duerme profundamente dentro de los vagones del metro en la estación Universidad. A pesar de que todos los usuarios han salido del tren, de los solidarios y escrupulosos intentos por despertarlo, el señor sigue pernoctando sólo en los asientos verdes, durante una cantidad desconocida de “idas y vueltas” dentro del convoy naranja. 

Anuncios

~ por Enrique Zamudio en octubre 21, 2007.

2 comentarios to “Veinte por dos, mas tres”

  1. El chocolate posee una sustancia que al llegar al cerebro, estimula la producción de endorfinas, una especie de neurotransmisor encargado de transportar estímulos a través de las vesículas sinápticas de las neuronas, y que van asociados con sensaciones placenteras. Sentirse bien depende de la cantidad de endorfinas y dopamina que libere tu organismo, y de la rapidez con que sea transportada esta a través de los axones y las dendritas.
    En el caso del chocolate, produce una endorfinas por estimulación natural (como las que produce también el ejercicio), logrando un aumento hasta del 10%, dependiendo de la concentración de cacao consumido y la calidad de este (lo más estimulante es una barra de chocolate amargo). Al tener sexo, se estimula la generación de endorfinas hasta al 30%, consumir marihuana la eleva hasta al 100% de lo que es capaz de procesar el cerebro (lo satura), la cocaína aunmenta hasta el 1000% (lo sobre satura) y la heroina hasta el 10000% (ya ni hablamos…!).
    Por ello, el chocolate siempre ha sido una buena táctica para expiar las penas o ponerenos alegres. También puede ayudar a conseguir relaciones sexuales más placenteras y emotivas con tu pareja (los mayas solían, como rito, tomar cocoa caliente en el lecho nupcial como parte del preámbulo a la relación). Incluso, comer chocolate cuando te estás durmiendo en una clase te reactiva y puedes estudiar mejor (lo mismo sucede con las pasas)

    Tu blog está interesante y bastanbte completo. Me agrada.

    Eduardo Julián López Espinosa

  2. que bien habla este hobre!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: