¿En qué club corro?

Qué pena. Así es como debería de llamarse este capítulo. Quisiera que, por azares del destino, éste título cambiara. Podría llamarse ‘suerte’, porque el material de esas playeras pudiera ser dañino para la piel. Sería genial llamarlo ‘divergencia’, porque hicimos creer a la comunidad corredora, al comprar sus playeras, que íbamos a participar. Me gustaría titularlo ‘filantropía’, porque fue un acto misericordioso comprar las playeras y dejarlas a la deriva, a la espera de que algún universitario estresado se las encuentre y disfrute de la carrera. Y todavía me atrevo a burlarme. Qué pena.

Anuncios

~ por Enrique Zamudio en noviembre 10, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: