Conversación con Muñeca de Porcelana y Chocolate #116

porcelana.jpg Sábado por la tarde y un pobre diablo con muchas cosas que hacer, pero sin querer hacerlas, entra al Internet con la esperanza de que La Chica (la jovencita que le gusta) esté conectada y hacer sus pininos verbales. Es muy afortunado: dentro de sus contactos se encuentra ella en estado “Conectado”. Como no es un arrastrado y no quiere que se de cuenta de su urgencia, espera a que ella lo salude. No aguantó y le escribe <<hola hola>>, como acostumbra saludar. Esperó una respuesta. Siguió esperando. Comenzó a desesperarse. Contaba los minutos. Ella nunca contestó.

La frustración y el mal humor le duraron todo el día, hasta que volvió a conectarse y llegó Muñeca de Porcelana y Vainilla. Le platicó su tragedia y a manera de reclamo manifestó su inconformidad ante la no-conversación que tuvo con La Chica. Ella se solidarizó pues comparte la misma suerte: el Elotero le habla cuando quiere, cuando tiene ganas, cuando necesita algo… Se preguntaron por qué son así (La Chica, El Elotero y ellos mismos).

Pensaron que ellos tienen la culpa pues, cuando ellos (La Chic y Elo) están de buenas (platican de manera fluída), les hablan de manera alegre con jocosidad y euforia; cuando no están de buenas (no hablan o tardan mucho tiempo en hacerlo), les hablan de la misma forma jocosa y eufórica. En el primer caso, estos dos se elevan a otro mundo, llegando a la inmortalidad; en el segundo, se sienten del tamaño de un electrón humillado e indignado.

Podrían actuar de manera vengativa cuando fracasan en su intento por conversar, pero no porque ellos (La Chic y Elo) no tienen nada que perder. Podrían verse muy dignos, ignorarlos, olvidarlos y decir “ellos se lo pierden”, pero ésa es la solución más rápida y barata cuando se fracasa en la intentona por conquistar a alguien; en términos generales, se busca una pareja que “te quiera tal y como eres… que te haga reír… bla, bla… que te haga feliz”.

Creyendo ser las personas que necesitan ellos (LC y E) para ser felices, se dieron cuenta de que tal vez ellos (LC y E) no son las personas que ellos necesitan para llegar a la felicidad. ¿Por qué no pueden correspondernos?, ¿por qué no quieren?,  ¿qué esperan si somos ‘buena onda’?, ¿qué más quieren?, ¿por qué…?- se preguntaban. Entonces recordaron un artículo de una revista donde hablan sobre las “Seis paradas en el laberinto de la soledad“.

Una de las paradas se titulaba “La felicidad es hacer felices a los demás” y decía: Nadie es más feliz que el que ama y a su vez se siente correspondido”. Afirmación muy ambigua, pensaron, pues “sentirse correspondido” y “ser correspondido” son cosas totalmente distintas. Seguía el artículo diciendo “la persona que ama posibilita al amado a que manifieste sus potencias”. Concluyeron ésta parada con la idea de que su felicidad dependía de la felicidad de ellos (LC y E).

Continuaron con el artículo en la Quinta Parada que decía: “La compasión, la entrega al otro, el servir a una causa mayor que uno mismo son fuente de felicidad […] aunque sólo sea desde el egoísmo inteligente que hace que, al entregarnos al otro, consigamos olvidarnos de nuestros propios problemas […] hay quienes se dedican a perseguir la felicidad, otros la crean amando, sirviendo, desarrollando su conciencia, procurando cuidar lo esencial o brindando pellizcos de alegría a quienes le rodean.”

Sintiéndose identificados y haciendo caso omiso a los tips para ser felices como los pigmeos -mencionados también en el artículo-, continuaron esperando a que se conectaran (La Chica y El Elotero), siguieron pensando en ellos, imaginándose emerger la ventana con su nick, el color, la tipografía y los emoticones de sus mensajes. Siguieron disfrutando de aquellas pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad…

Anuncios

~ por Enrique Zamudio en febrero 10, 2008.

2 comentarios to “Conversación con Muñeca de Porcelana y Chocolate #116”

  1. Definitivamente…esta conversación con Muñeca de Porcelana y Chocolate me parece genial jajaja…La Chica y Elotero deberían leer este articulo…pero mientras eso sucede…mi querido amigo..sigamos reflexionando acerca de cada parada…
    …y las ventanas siguen sin emerger….

  2. Sin duda hay muchas cosas que lamentablemente sólo quedan en un bello deseo, sin embargo, lo único que esos momentos nos traen es la compañía de personas que nos entienden a la perfección, me da gusto ver que puedes seguir compartiendo un poco de ti con las personas que te aprecian…y no hace falta decir que entre ellas me ecuentro yo, tkm…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: