¡Qué envidia!

Llega un momento en que la envidia se apodera de los desafortunados. Pero es “envidia de la buena”, dirán algunos. Sin embargo, ¿qué es la envidia sino el hecho de querer lo ajeno? ¿Hay algo de bondad en desear lo del otro? La envidia es el motivo del ambicioso y la angustia del desdichado. Cuando se llega tarde a la repartición de facultades, no hay otra cosa qué hacer sino aceptar la incompetencia y reconocer al otro. Entonces el inteligente utilizará aquello que le falta para llenar sus vacíos, mientras el otro se resignará y no hará sino desacreditar al que puede.

Es así como este miserable se enfrentó a una serie de hojas acremadas provocán un sinfín de sentimientos. Entre ellos la envidia. ¿Cuántas veces se sueña con escribir como los escritores? ¿En qué momento uno se transforma en Marius y se escribe la carta de amor más sincera de la historia? ¿Dónde encontrar a una amante como Cosette? ¿Cuándo estas líneas se parecerán a las de Victor Hugo? Nunca.

Como ser auténtico es una condición difícil de lograr en esta época de modas efímeras, sólo me dediqué a leer, releer y volver a releer aquellás páginas donde Cosette recibe y lee la declaración de amor de Marius. Mi verdadero deseo era reproducir aquella misiva. Para mi mala suerte, mi desesperación es mayor a la del personaje y tiemblo, incluso, al escribirle un mensaje por el móvil. ¡Oh, desdichado de mi! ¡Vaya infortunio que vos hacéis que padezca! Je, je, je. ¿Vos sabeis cuánto amor estais a punto de recibir? ¡Qué envidia!

Anuncios

~ por Enrique Zamudio en abril 25, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: