Tengo sueño

No supe qué contestar. En realidad no sabía la respuesta. Concluyó la conversación con mi silencio. Luego, la reflexión. La búsqueda del por qué. Encontré posibles soluciones: cuestioné todas. Nada me convenció. Terminé en el mismo estado de inmovilidad e incertidumbre, pero también de una notable inquietud. Pensé en ella (para variar). Lo que hicimos, lo que no hemos hecho, y lo que hacemos. Sentí nostalgia, fe y frustración. Más fe que otra cosa. Sueño con ese día. Pero los sueños no existen sino como ideales. ¿Entonces ella no existe? ¿Ni como sueño ni como ideal? Porque es perfecta. Perfecta para mi imperfección. Me gusta pensar en ella. Encontrar por coincidencia, coincidencias. Es lo mejor. Pero… ¿cuándo?

Anuncios

~ por Enrique Zamudio en junio 1, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: